11. El pequeño lobo marino mal herido

(Lee también la historia 10. Fantasmas entre las llamas)

A lo lejos se refleja un lobito marino mal herido que sangra sobre un témpano de hielo. Gaméla lo ha encontrado y regresa corriendo a la choza en la que se encuentran acampando ya por algunas noches. Sisoi se queda pasmado. -Qué se le metió ahora en la cabeza, qué estará planeando.

Gaméla despierta a su madre: «Tenemos que tomar la canoa e ir a rescatar al pequeño lobo marino, mamá. No podrá salvarse por sí mismo porque seguramente está lleno de miedo. La madre mira a su marido con una mirada de comprensión e inmediatamente el padre toma una cuerda de los utensilios de pesca. «Siso, te quedas aquí en la choza con el perro, nosotros iremos hacia allá. El perro podría espantar al pequeño lobo marino”, le explica su padre. La madre nada hacia la canoa, la desata del huiro y rema hacia la playa. El padre y Gaméla suben a la canoa. Está bastante oscuro a pesar de la luz de la luna. Están acostumbrados a eso: a menudo navegan por la noche porque a esta hora, el viento sopla menos o incluso no corre el viento.

jonge zeehondRápidamente llegan al témpano de hielo. El lobito marino aletea de miedo pero parece intuir que los seres que se le acercan no son una amenaza para él. El padre lanza la cuerda alrededor del pequeño lobo marino y lo arrastra hacia la canoa. Es toda una faena llevar la cría y subirla, seguramente pesa ya cincuenta kilos. Gaméla se tira al agua y pedaleando ayuda al lobito, quien se esfuerza también y da pequeños saltos al borde de la canoa.

La madre rema tranquilamente hacia la choza en la playa. El pequeño parece aceptar lo que le sucede y apoya su cabeza en el regazo de Gaméla. Eso sí que no lo había esperado; se le hace un nudo en la garganta. Toma un poco de agua con una concha y la echa sobre el pobre animalito. El padre le dice: «Vamos a cuidarlo. Todo estará bien sin duda Gaméla. Se quedará con nosotros hasta que haya recobrado las fuerzas…»

  • ¿Ya leíste la historia 10. Fantasmas entre las llamas? Ahí es posible ver este video.
  • ¿Cómo cuidarán Gaméla, Sisoi y sus padres del lobito marino? ¿Cuánto tiempo pasará hasta que el lobito se haya recuperado? Ocurrió que un lobito marino se quedó con una familia y que se convirtió en su mascota… ¿Te gustaría continuar escribiendo esta historia? Te gustaría hacer un dibujo o una fotografía de esta historia? Envíalo a mi correo electrónico y lo publicaré en tu nombre en la página web.
  • Continúa con la siguiente historia: 12. Sisoi fabrica sus propios juguetes
Etiquetado con: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,